Puerta para la ducha

Tipos de puerta para la ducha: tips para elegir la más adecuada

Tipos de puerta para la ducha: tips para elegir la más adecuada

 

Hoy en día, es una tendencia al alza cambiar la bañera por ducha en Madrid debido a sus grandes ventajas, como el uso de un menor espacio, la disminución en el uso del agua y sus atractivos diseños.  El plato de ducha se compone de diferentes elementos y uno de los más característicos es la puerta y es posible encontrar diferentes tipos ¿Cómo elegir el más adecuado para tu baño? A continuación, en Mundo Duchas ten presentamos tips para elegir la puerta de ducha ideal para ti.

Tipos de puerta de ducha

La puerta es la carta de presentación de tu ducha. Si bien existen algunas duchas sin puerta, por lo general se les coloca una. Lo primero que debes tener en cuenta son los tipos de puerta de ducha:

De apertura lateral. Este tipo de puerta resulta ideal para baños que cuentan con mucho espacio, ya que es reversible y se abre en una sola dirección. Al tener una sola puerta, en lugar de hojas superpuestas, posee una mayor apertura y, en consecuencia, la comodidad para el ingreso es mayor.

Corrediza. Las puertas corredizas se adaptan con mucha facilidad a distintas formas y tamaños y no es necesario liberar espacio adicional para poder abrirla, lo que representa una ventaja si tienes un baño pequeño

Abatible. Con una gran ventaja estética, esta puerta es minimalista y no requiere de muchos perfiles, lo cual facilita su limpieza. Además, como no necesita una guía inferior, permite el acceso a la ducha sin obstáculos, resultando ideal en baños con mucho espacio.

Plegable. A este tipo de puerta también se le conoce como “puerta de ducha en acordeón”. Dispone de varios paneles que se pliegan hacia adentro, ofreciendo una mayor anchura para acceder en comparación con la puerta corrediza. También se recomienda para baños pequeños.

Mampara walk-in. Se trata de la puerta más moderna. La mampara walk-in, también llamada “ducha abierta”, es una variedad de las duchas de estilo italiano. Resulta práctica y fácil de instalar, teniendo la posibilidad de modificar los espacios de acceso de acuerdo a las necesidades de su cuarto de baño. Este tipo de puerta se adapta de igual manera a baños pequeños y grandes.

Tips para elegir la puerta de ducha adecuada

Una vez que conoces los tipos de puertas, es importante adaptarlos a las necesidades particulares de tu cuarto de baño. Es en este punto donde te sugerimos considerar:

La instalación de tu ducha y las medidas del cuarto de baño. La puerta corrediza y la mampara walk-in resultan ideales para baños pequeños, ya que una puerta lateral o abatible representaría el uso de centímetros adicionales. También se debe considerar cómo está situada la ducha: entre tres, dos o incluso una sola pared.

El grado de acabado de la puerta. Este factor influye principalmente en la estética del cuarto de baño, pero también en la funcionalidad.

Los acabados para la puerta de ducha. Consiste en la solidez de los perfiles, que pueden ser de aluminio, acero, PVC o lacados; así como el material de la puerta (cristal o acrílico) y el acabado, es decir, de cristal esmerilado, granulado, serigrafiado o transparente).

Seguridad. Nunca debe pasarse por alto la seguridad dentro del cuarto de baño. Si tienes niños pequeños en casa, resulta importante la supervisión, sin importar el tipo de puerta que elijas. Pero, si en casa hay personas cuya movilidad de brazos y piernas sea nula o esté limitada, es recomendable colocar puertas de fácil acceso, como las puertas corredizas, de acordeón o las mamparas walk-in.

En Mundo Duchas te ayudamos a resolver tus dudas para que elijas la puerta de ducha que más se adapte a tus necesidades y las de tu familia. Al contactarnos, estarás accediendo a un servicio de la más alta calidad, en el cual la persona más importante eres tú. Solicita presupuesto al 910 327 836.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Click to Hide Advanced Floating Content
WhatsApp WhatsApp