ahorra energía en tu cuarto de baño

Ahorra energía en tu cuarto de baño

ahorra energía en tu cuarto de baño

Has elegido entre distintos tipos de plato de ducha; los azulejos y las paredes tienen el color que seleccionaste. Cada centímetro esta exactamente como lo planeaste, pero uno de los lugares dentro de tu casa donde más se consume energía es el cuarto de baño. Y es que no se trata solamente de las lámparas: también se requiere de la calefacción y del agua caliente sanitaria. Por esta razón, si deseas ahorrar energía en tu cuarto de baño, te invitamos a continuar leyendo estos consejos útiles que te ayudarán para ahorrar energía en tu cuarto de baño.

 

Consejos para ahorrar energía en tu cuarto de baño

El agua es el recurso de mayor uso en el cuarto de baño, pues, ya sea para el lavado de manos, en tirar la cadena del inodoro o para tomar una ducha. Pero, en el baño no solo se usa agua: también se usa gas con el termostato para regular el agua fría y caliente (aunque siempre es posible recurrir a un calentador solar) y, además, también se realiza un gasto de energía eléctrica desde las lámparas y los aparatos que se conecten a la corriente, como las secadoras de cabello.

 

Para reducir el consumo energético, te recomendamos:

Ducha en vez de bañera. Cuando tomes un baño haciendo uso de un plato de ducha, usarás unos 60 litros de agua contra los 150-200 litros necesarios para llenar la bañera. Por esta razón, se recomienda darse una ducha rápida y reservar los baños relajantes para momentos de verdadero estrés. También, para ahorrar agua, puedes cerrar el paso cuando enjabonas tu cabello o cuerpo. Además, puedes sustituir el pequeño filtro que se enrosca al final de los grifos por un aireador, lo que te permitirá ahorrar agua en cada baño.

 

Cisternas de doble carga. Algunas empresas han diseñado inodoros y lavabos conjuntos que permiten que los primeros reutilicen el agua de los segundos mediante un filtro. Es ampliamente recomendado cambiar la descarga tradicional por una de doble pulsador, y también es importante no desechar los papeles en el inodoro.

 

Aparatos eléctricos. Esto es recomendado para todas las habitaciones de tu hogar, pues, si los aparatos se quedan conectados, aunque no estén siendo usados, siguen gastando energía. En el caso de los aparatos electrónicos del baño (cepillos eléctricos, secadoras o planchas para alisar el pelo, entre otros). Considera que, además del gasto energético, podría haber algún problema por el contacto de la humedad con estos aparatos.

 

Aislamiento. El aislamiento es determinante en tu hogar para evitar el desperdicio de energía con fugas o perdidas innecesarias. Al mejorar el aislamiento térmico del baño, será posible aprovechar de mejor manera la climatización, sin tener que gastar de más en calefacción. Con el aislamiento adecuado podría generarte un ahorro cercano al 30% de energía.

 

Calentador de agua. Para el baño o la ducha, una temperatura de entre 50 y 60 °C es suficiente.  Después de esa temperatura, el agua puede generar ciertas bacterias, además de usar energía sin necesidad, corriendo el riesgo de quemar el agua, aumentando los problemas relacionados con la cal. Por ello, es mejor ajustar el calentador de agua para que caliente a la temperatura antes mencionada y, en caso de que cuentes con un termo eléctrico, puedes instalar un reloj programador. De este modo, funcionará únicamente a ciertas horas.

 

El ahorro de energía es posible y se verá reflejado en tus facturas de gas, agua y energía eléctrica. Pero, lo mejor, es que estarás poniendo de tu parte para disminuir el impacto ambiental de estas energías, disminuyendo los efectos del calentamiento global. En Mundo Duchas te ayudamos a resolver tus dudas, logrando el diseño ideal para tu hogar. Solicita presupuesto al 910 327 836.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Click to Hide Advanced Floating Content
WhatsApp WhatsApp